Blog Read

Uso higiénico de las fuentes públicas

Si al salir a pasear con nuestros perros realizan ejercicio excesivo es necesario darles agua durante el mismo ya que si esperamos a llegar a casa podrían hacer una ingesta excesiva no recomendable para su salud. El mayor peligro que corren al beber grandes cantidades de agua podría ser una torsión gástrica y os puedo…

Si al salir a pasear con nuestros perros realizan ejercicio excesivo es necesario darles agua durante el mismo ya que si esperamos a llegar a casa podrían hacer una ingesta excesiva no recomendable para su salud. El mayor peligro que corren al beber grandes cantidades de agua podría ser una torsión gástrica y os puedo asegurar que un perro de tamaño grande puede beber de una sentada hasta ¡5 litros de agua! peligrosísimo para el animal. Por eso si durante el paseo les ayudamos a calmar su sed, cuando llegan a casa no necesitan beber de golpe gran cantidad.

Lo ideal, sobre todo en los días de calor, es salir con una botella de agua o bebedero portátil aunque si sabemos que en nuestro itinerario nos vamos a encontrar fuentes podemos hacer un uso cívico e higiénico de ellas como os muestro en el vídeo.

Por mi trabajo, una parte de mis clases la dedico a concienciar a los propietarios a respetar el mobiliario urbano, limpieza de excrementos y lugares más propicios para que nuestros animales hagan sus necesidades (las llamo mis “clases de supervivencia”); entre ellas hago hincapié en que las fuentes públicas se usen de manera adecuada higiénicamente hablando. 
Es entonces cuando me piden mi opinión de por qué no me gusta usar los bebederos de los recintos para perros; no es que yo sea “especial” pero si queréis alejar a vuestros perros de focos de infecciones parasitarias no les deis uso aunque por razones obvias se hayan colocado allí:

– por la gran cantidad de perros que los utilizan, incluso juegan a rascar dentro de ellos, son altamente contaminantes de gérmenes y microorganismos.

– no todos los perros están correctamente desparasitados por lo que el contagio de unos perros a otros es el “ideal”

– las palomas los usan y suelen defecar al lado siendo muy atractivas esa materia fecal para la mayoría de los perros, sobre todo cachorritos; ellas son portadoras de coccidiosis muy contagiosa para nuestros perros.

– los roedores son otros de los vecinos que les dan uso a los recintos de perros y a través de los excrementos y la saliva transmiten enfermedades como el Hantavirus, Tenias, Leptospirosis, Triquinosis o la Toxoplasmosis…

Después de leer esto ya sabéis por qué mis perros nunca van a beber agua de las pocetas de los recintos.

Si beben de bocas de riego preguntad al personal de mantenimiento si el agua es potable o no potable.

Espero que esta información os haya sido útil. 
Un saludo,

Moraleja: “Si nos gusta que nos respeten con nuestros perros… aprendamos a respetar”

 

 

No Comments

Add a comment